Cirugía de Columna | Dra. Cristina Sacramento | Cirugía Profesional en Madrid
Tratamiento de columna vertebral

Información a pacientes sobre Patologías

Dolor de espalda

El disco intervertebral tiene la función de favorecer la transmisión de cargas a lo largo de la columna vertebral y actúa como un amortiguador.

El disco se constituye de dos estructuras el anillo fibroso y el núcleo pulposo. El principal contenido del disco es acuoso, por tanto, cuando se produce la degeneración discal lo primero que ocurre es una pérdida del contenido acuoso y con ello se va perdiendo su función amortiguadora.

El fallo de esta amortiguación da lugar a una sobrecarga de las otras estructuras intervertebrales como las articulaciones posteriores que puede conducir a una sobrecarga de las carillas articulares (facetas), aceleración de la artrosis, inflamación articular y dolor lumbar con los movimientos.

Como elementos de amortiguación de cargas también está la musculatura abdominal y la musculatura paravertebral posterior. Así mismo, el peso corporal va a influir en la sobrecarga que recibe, tanto el disco como las articulaciones posteriores.

En el cuidado de la salud de nuestra espalda está el evitar el sobrepeso, mantener una buena musculatura y mantener una buena higiene postural para evitar el envejecimiento de las distintas estructuras de la columna y evitar con ello el dolor que deriva de la degeneración del disco como de las articulaciones.

El envejecimiento de nuestra columna puede dar lugar a que se vayan aplastando los discos y que la estructura ósea de las vértebras se vaya acuñando y ello puede dar lugar a una pérdida del equilibrio normal de nuestro esqueleto y a deformidad de la columna e incluso a desplazamiento de las vértebras o luxaciones de las articulaciones.

En ocasiones el dolor de espalda puede venir dado por la inflamación de los elementos tensores de la columna, como la musculatura o los ligamentos, que pueden inflamarse por fatiga, por no ser capaces de compensar el desequilibrio que se está produciendo por la deformidad de la columna.

Dolor neuropático o braquialgia o dolor ciático

Las estructuras neurales son aquellas que transmiten la información para favorecer el movimiento de nuestras extremidades. Desde la orden en el cerebro, se produce una transmisión de información a través de la médula espinal y las raíces nerviosas y después los nervios periféricos. Cuando un nervio se inflama produce dolor que denominamos neuropático.

La médula espinal está protegida en el interior del canal vertebral que está constituido por un canal que discurre en la parte posterior de la vértebra, por la unión de las diferentes vértebras apiladas en forma de una columna.

Cuando  se produce una ocupación del interior del canal vertebral, se puede producir un sufrimiento sobre las estructuras neurales que puede dar lugar a la aparición de dolor o incluso se puede producir una pérdida de la función de dichas estructuras, dando lugar a una alteración de la sensibilidad y movilidad de nuestras extremidades.

Cuando hablamos de braquialgia, se hace referencia al dolor que se produce en el brazo y que se origina por compresión o irritación de una raíz nerviosa cervical. Hablamos de dolor ciático o ciatálgia cuando se produce un dolor irradiado a lo largo de la pierna y que se origina por la compresión o irritación de una raíz nerviosa lumbar.

Las raíces nerviosas son nervios que salen de la columna vertebral a través de los orificios o forámenes intervertebrales y que luego se constituyen en nervios periféricos.

Cada raíz tiene una función motora y sensitiva por eso cuando se afecta una raíz concreta se afecta un determinado movimiento de la pierna o pie y se altera la sensibilidad de un área cutánea de la pierna o pie.

Hernia Discal

Cuando hablamos de hernia hace referencia a la salida de contenido del interior del disco hacia el canal vertebral o el foramen. Lo que sale del interior del disco es parte del núcleo pulposo y ello puede provocar una compresión o irritación sobre una o varias raíces, en el caso de producirse a nivel de la columna  lumbar, o sobre el cordón medular, si la hernia se produce a nivel cervical o dorsal, pudiendo dar lugar a un dolor neuropático e incluso una pérdida de la función de la raíz o una mielopatia o daño sobre la médula.

La salida del contenido discal se produce por la degeneración o debilitamiento del anillo fibroso periférico, por eso es importante entender cómo proteger nuestras posturas para evitar el deterioro del anillo fibroso discal y como evitar la salida del contenido discal hacia el canal.

Preoperatorio

Postoperatorio

Cirugía endoscópica percutánea uniportal

Hoy en día, es posible eliminar ese contenido discal extrudido mediante una mini-incisión de 1 cm para acceder a través de una cánula de 1 cm al interior de canal vertebral y extraer mediante una técnica percutánea endoscópica uniportal,  el contenido discal extruido, de una forma más segura, con mínima agresión y máxima visualización de las estructuras nerviosas, por tanto, de una forma más segura y con una más rápida recuperación para el paciente.

Estenosis o estrechamiento del canal vertebral

El tamaño del canal vertebral viene definido de forma congénita y hay personas que tienen un canal amplio y otras personas parten de tener un canal congénitamente algo estrecho.

A lo largo de la vida, con la degeneración o envejecimiento de los discos, estos se aplastan o abomban hacia el interior del canal, dando lugar a una reducción del diámetro del canal o de los forámenes o agujeros de conjunción, por donde salen las raíces nerviosas. Por otro lado, por la pérdida de la capacidad de amortiguación del disco,  se va produciendo una sobrecarga de las articulaciones posteriores y ello acelera el desgaste del cartílago articular y da lugar a la aparición de artrosis (crecimiento óseo que deforma las articulaciones) con agrandamiento o hipertrofia de las articulaciones posteriores que también van reduciendo el interior del canal vertebral.

Del estrechamiento del canal vertebral se puede originar un dolor neuropático (en la/s piernas o una claudicación a la marcha donde el paciente va notando que le pesan las piernas o se cansa al caminar teniendo que parar para recuperarse. 

 

Las personas que de forma congénita tienen un canal más estrecho, son más susceptibles de presentar estos síntomas de dolor neuropático o agotamiento al caminar.

Cuando el compromiso o estrechamiento del canal es importante, los pacientes pueden requerir cirugía para ampliar el tamaño del canal vertebral y descomprimir los nervios.

Técnicas de descompresión vertebral mínimamente invasivas

El desarrollo tecnológico nos permite en muchos casos descomprimir el canal de una manera más sencilla y menos agresiva mediante descompresiones indirectas anteriores o posteriores o mediante cirugía endoscópica. El elegir una técnica u otra va a depender de la severidad del estrechamiento del canal y del número de vertebras afectadas

Espalda Fallida

Desgraciadamente un número nada despreciable de pacientes sufre y padece las consecuencias de una cirugía previa fallida. El origen de este fracaso, en ocasiones está en una mala planificación quirúrgica, entre otros muchos factores que pueden incidir en el fracaso de una cirugía primaria. Entender el origen del fracaso, valorar todos los factores de riesgo y realizar una adecuada planificación de la cirugía para corregir y optimizar los resultados, requiere un minucioso estudio de estos pacientes y sólo cuando se pueda favorecer el éxito quirúrgico se podrá llevar a cabo una cirugía nueva de reconstrucción.

Dra. Cristina Sacramento
Dra. Cristina Sacramento

Centro de Tratamiento Columna Vertebral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos populares